Los zapatos del verano

Un look está completo cuando se tienen en cuenta los detalles del mismo desde los pies hasta la cabeza. Por ello, no es suficiente con vestirse elegante, utilizar un buen perfume y maquillarse al mejor estilo diva de Hollywood. Los zapatos son grandes protagonistas del éxito de una mujer muy particular.

Por comenzar, vamos a hablar de los zapatos con tacones altos y finos. Estos zapatos son universales, es decir, quedan elegantes tanto para mujeres jóvenes como para adultas, sin importar el físico o el color de cabello o ninguna otra frivolidad. Los tacones finos y altos estilizan, permiten a la dama en cuestión caminar erguida y elegante, entre otras bondades. Claro que se deben saber llevar, pues por el contrario, todas las cualidades se perderán en solamente tres pasos.

En el caso de los tacones medios, estos sí que son recomendables para señoras mayores o para atuendos demasiado estructurados, ya sea un uniforme oscuro o un saco y pantalón de traje. De lo contrario, no se recomiendan ni para jean ni para polleras o vestidos, pues generarán un feo aspecto a la vista.

Por último vamos con los calzados bajos, las sandalias sin tacones, por ejemplo. Estas son muy elegantes y tienen diseños muy variados. Lo aconsejable, es llevar siempre este tipo de calzado con ropa ligera y con vuelo, para acompañar al estilo en general.

Recuerden que lo que se busca al pretender estar elegantes en una imagen armónica y agradable. Nada de excesos ni malas combinaciones.

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta