Las flip-flops

Hace años que están totalmente integradas en nuestras vidas. Las flip-flops, comúnmente conocidas por muchas como chanclas o sandalias de dedo, pueden utilizarse para mil cosas. De hecho, muchas, entre las que me incluyo, las utilizamos como zapatillas de andar por casa en la época veraniega.

Y una vez estamos en la calle, ¿con qué combinarlas? Pues casi con cualquier cosa, aunque evidentemente no son aptas para un evento de gala. Puedes llevarlas, por ejemplo, con un vestidito para ir a la piscina, o con unos shorts para un paseo por la tarde. Puedes llevarlas también con vaqueros o pantalones largos, por supuesto, aunque al ser un calzado tan veraniego, queda mejor con prendas como las anteriormente mencionadas.

También puedes llevarlas con los vestidos largos tipo ibicenco que tanto se llevan en esta época, o incluso con tu modelito nocturno, sobre todo si estás en una zona de playa, claro. Para una discoteca de zona urbana, queda algo menos estiloso.

Si optas por llevarlas para un tiempo medianamente largo, es importante que elijas unas con las que estés totalmente cómoda. Es un incordio llevar unas chanclas que se van saliendo todo el rato o que te hacen rozaduras entre los dedos.

Escrito por | 8 de julio de 2012 | 0 comentarios
Categorias: General y Sandalias de mujer | Etiquetas: , ,

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta