El zapato a partir de la Edad Media

Hasta la Edad Media, el calzado siempre había sido signo de estatus social y tenía significación, sin embargo, a partir de esta época, pasó a formar parte de la estética y comenzó a ser un elemento que resaltaba las virtudes o defectos de los pies.

Al sufrir este cambio, apareció también los problemas que esto conllevaba, es decir, las críticas y polémicas a las que la moda iba sujeta, además de los problemas de salud que ocasionaban como ampollas, lesiones…

Los personajes públicos son los que comenzaron a imponer la moda, entre ellos, Carlos VIII, el cual, usaba los de punta cuadrada para disimular sus pies, los cuales, tenían seis dedos. Luis XIV, también dio causa a otra moda, la del zapato de tacón, pues así disimulaba su baja estatura.

Pero fue la Revolución Francesa la que provocó el gran cambio en el calzado, pues en el siglo XVIII ya se buscó un zapato acorde con el signo aristocrático, dando paso del zapato de tacón al plano. Los escarpines estrechos y las sandalias de tiras enlazadas estaban muy de moda, siendo estas últimas la evolución de las sandalias romanas.

Cuando llegó la revolución industrial en el siglo XIX, los nuevos modelos de calzado y su forma de fabricarlo, supuso la producción en serie, gracias a la aparición de las máquinas de coser, perforar, cortar… así llegó el siglo XX, dando paso al boom del calzado femenino, en el que las mujeres tomaron la sociedad y fueron las protagonistas al tener que sustituir al hombre por su marcha a la guerra.

Escrito por | 31 de julio de 2012 | 0 comentarios
Categorias: General | Etiquetas: ,

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta