El calzado femenino

El zapato de los años 50, a partir de la revolución industrial, cogió una gran fuerza femenina, ya que era la mujer la que ofrecía todo el protagonismo de la sociedad, al tener que sustituir al hombre, el cual, marchaba a la guerra.

Los materiales que comenzaron a aparecer, desarrollo de máquinas, producción en serie… a ello se le unía la depresión y posteriormente la prosperidad económica… una serie de circunstancias sociales que marcaron un antes y un después, influyendo igualmente en la moda  y por supuesto, en el calzado.

El tacón de aguja o stiletto (por ser parecido a una daga), está ligado a la sensualidad y la sofisticación, con él se resalta la figura femenina, acentuando sus curvas. Se convierte así en el complemento más atractivo. Aun siendo incómodo, los diseñadores se rinden a él. Por ejemplo, Jimmy Choo con su diseñadora al frente Sandra Choi, nos confiesa que si llegaran a ser cómodos perderían su estilo al poder ser usado por todas. Otro diseñador, Christian Louboutin, los describe como los zapatos que hacen llegar a la mujer al cielo, por ello, se somete a ese sacrificio.

El zapato femenino, ha adquirido desde los comienzos de su historia, infinidad de formas. Para muchas mujeres, nunca es bastante un par de zapatos, siempre necesitan un número significante, incluso algunas se hacen adictas a ello. Uno de los modelos más conocidos que existen son:

Wedges, con tacón en forma triangular, algo que le da buen soporte, una buena opción para optar por la comodidad. Son perfectos para la ropa de verano como los vestidos casuales, faldas, jeans, shorts…

Escrito por | 31 de julio de 2012 | 0 comentarios
Categorias: Tacones y Zapatos mujer | Etiquetas: , ,

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta