Calzado cómodo para tu día a día

Ya estamos empezando el nuevo año laboral, escolar o lo que en cada caso corresponda, y es necesario reencontrarnos con nuestra ropa de diario.

Aunque hay algunas afortunadas que pueden pasarse el día con unos tacones de vértigo sin morir en el intento, lo normal si no quieres llegar a tu casa destrozada, es que escojas algo que te resulte cómodo y fácil de llevar.

Si estás trabajando, dependerá de tu puesto el tipo de calzado que debas llevar. Cada empresa impone sus normas en
este sentido y tendrás que adaptarte a su sentido estético.

Foto: Pura López

Si te permiten ir en zapato bajo, lo más recomendable es que elijas algo cómodo y tampoco totalmente plano, porque
esto podría hacer que tus talones acabaran agotados. Dos o tres dedos de tacón o una mínima cuña serían mejor opción.

Actualmente hay marcas, como Clarks, que ofrecen calzado especialmente pensado para que aguantes sin ningún esfuerzo.

En el caso de que debas llevar tacones a la oficina, también es preferible que elijas unos no excesivamente altos y
a ser posible de tacón un poco grueso. Los hay preciosos, y más ahora que están de moda los tacones anchos, y esto hará que tu pie no sufra tanto como con un taconazo de aguja. Las puntas redondas seguramente te resultarán también más cómodas que un zapato muy estrecho en la zona delantera.

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta